Reclamaciones por Tarjetas Revolving

Tarjetas Revolving

Las tarjetas de crédito revolving o de pago aplazado, aunque similares a las tarjetas de crédito, la diferencia radica en que solo tienen la opción de pago aplazado, es decir, todas las compras que se paguen usando una de ellas se aplazarán con sus correspondientes intereses, obligando al usuario a estar permanentemente endeudado sin necesidad.

«La falta de claridad en la información, los altos intereses y la facilidad de endeudamiento» son los motivos por los que las tarjetas revolving son tan peligrosas para los consumidores. De hecho, las reclamaciones por las tarjetas revolving se han multiplicado.

Las tarjetas revolving ofrecen dos modalidades de pago:

  • Pagar un porcentaje de la deuda pendiente. Consiste en que cada mes el usuario paga un porcentaje de la deuda o crédito consumido. Este sistema de pago induce a entrar en una espiral de deuda continua, en la que nunca se acaba de pagar: cuanto menor es el saldo pendiente, menor es también la cuota que hay que pagar, con lo que se alarga de manera innecesaria el plazo de devolución (y aumenta la cifra de intereses).
  • Pagar una cantidad fija al mes. El importe a pagar siempre es el mismo y si el gasto es mayor, se acumulará en el crédito dispuesto. Si la cuota establecida es pequeña, puede que no alcance siquiera para cubrir el pago de los intereses generados, de manera que tras el pago de la cuota, la deuda pendiente no solo disminuye, sino que aumenta.

Habitualmente nos encontramos con tipos de interés superiores al 25% que son considerados usura.

Reclamamos por ti, tanto tarjetas que tengas en uso como tarjetas ya canceladas, consiguiendo anular muchas de ellas e incluso recibiendo una devolución económica por todo lo pagado de más.

No lo dudes más, deja que CERCIORA analice los contratos de tus tarjetas y reclame por ti.

ÉXITO DEL 99% EN TODAS LAS RECLAMACIONES DE ESTE TIPO.

Información y Contacto

Formulario de Contacto

Te llamamos gratis